El Mundo
Marca
Movistar
Paddck Club
¿Cuánto pesa la suerte?
¿Cuánto pesa la suerte?

2015-10-14 10:20:59

Alejandro González Iñárritu nos recordó que todos perdemos 21 gramos en el mismo instante de morir. Determinar cuánto pesa la suerte en cualquier deporte (incluido el motociclismo) es más difícil, pero está claro que también aporta unos gramos en la balanza final de un título como el de MotoGP. Los mismos que le están faltando a Jorge Lorenzo.

Vaya por delante que creo que Rossi está donde está por méritos propiosRossi se merece el Mundial, pero Lorenzo también y que se merece un Mundial en el que está siendo brillantemente camaleónico para demostrar que no siempre el más rápido es el más fuerte, pero eso no quita que Lorenzo también lo merezca. Jorge está cumpliendo con su parte del trabajo: es el que más victorias ha conseguido esta temporada, el más rápido a estas alturas de campeonato.

Sin embargo, con la velocidad y las victorias no basta. Además de eso es preciso adaptarse a todas las situaciones y que en momentos puntuales el azar, la casualidad, la fortuna (podemos llamarlo como sea) se ponga de tu lado. Justo lo contrario de lo que le ha pasado al 99 al menos en cuatro momentos.

Cuatro infortunios están marcando el Mundial de Lorenzo

Catar, cuando se despegó la espuma de su casco. Silverstone, cuando la lluvia del domingo redujo toda la superioridad que había demostrado el fin de semana en seco. Misano, cuando acertó en la estrategia, pero sumó su primer cero en carrera. Y Japón. Por fin iba rápido en lluvia, por fin olvidó los temores que le acompañaban desde su fractura de clavícula en Assen, por fin salió dispuesto a marcar las mismas distancias también sobre agua. Entonces, dejó de llover.

Estos días a algunos nos viene a la cabeza el que se apodó como ‘El Mundial de la lluvia’. El del año 2000. Kenny Roberts JR ya había avisado un año antes ganando bajo el chaparrón en Malasia y Japón y lo confirmó después. Su Suzuki fue la que mejor supo navegar por una temporada repleta de carreras en agua para convertirse en campeón. Aquella vez Rossi terminó segundo en el campeonato a 49 puntos, con menos victorias y más podios. Seguro que de aquello también aprendió.