El Mundo
Marca
Movistar
Paddck Club
Sainz aguarda el cambio generacional
Sainz aguarda el cambio generacional

2015-11-13 11:37:42

No fueron críticas aisladas, más bien un aluvión de opiniones en contra de la decisión de Toro Rosso de alinear a dos novatos en su equipo para 2015, de contar con Max Verstappen y Carlos Sainz para defender los intereses del equipo de Faenza, con 17 y 20 años, la pareja más joven de la historia de la F1, la de menos experiencia, dos rookies al mismo tiempo. Ni siquiera Franz Tost, el jefe de equipo, se mostraba muy partidario. Fue una decisión de Red Bull, de Helmut Marko, el responsable del programa de pilotos.

Nos asomamos al final de temporada y Max y Carlos no solo no han desentonado, no, ya han conseguido el mayor número de puntos de la historia de la escudería y, lo que es más importante, se han convertido en la sensación del año, en los animadores de las carreras con sus remontadas finales.

Frenado por las averías
Y podría ser mucho más, de no mediar tantas y tantas averías, tantos problemas que han hecho que Sainz haya abandonado en la mitad de las carreras, Sainz tiene asegurado un sitio en la parrilla para el próximo año y —algo que quizá duele más— que haya sufrido diferentes problemas con el motor, con las baterías, con los frenos, con una abrazadera, con el software… Muchos problemas que le han impedido optimizar su rendimiento, la velocidad que lleva dentro. Han sido muy pocas vueltas las que ha podido rodar a fondo, sin reservas, sin problemas. Y eso quizá no llegue al gran público, pero sí queda registrado en su equipo. Por eso, y esta es la mejor noticia, tiene su volante asegurado para el año próximo —algo difícil en la F1 actual— y quizás los siguientes. “Tengo un contrato de tres años más dos”, dijo a las cámaras de Movistar+ el jueves del GP de Brasil.

Tan solo necesita eso, un margen para demostrar el talento que lleva dentro, para seguir haciéndolo, para luchar por mejores puestos cuando el año próximo su equipo monte el motor Ferrari. Esos dos o tres años en el equipo de Faenza le servirán para convencer a los más escépticos y esperar por los asientos que deben ir dejando libres los pilotos más veteranos que se acercarán a los 40 años, como Jenson Button, Kimi Raikkonen, Felipe Massa… Llega la hora del relevo para esa generación de pilotos y Sainz cubre sus etapas para aspirar a uno de esos asientos en las mejores escuderías.